martes, 9 de octubre de 2012

Siân Phillips: entonces y ahora




“Yo Claudio” es una absorbente novela histórica escrita por Robert Graves. Esta novela y su continuación “Claudio el dios y su esposa Mesalina” fueron adaptadas a la televisión en los años 70. Las imágenes de la serie protagonizada por Derek Jacobi nos pueden parecer hoy en día algo acartonadas y teatrales. Sin duda, actualmente se hacen productos que reflejan fielmente el aspecto de la antigua Roma, pero en algunos casos no respetan la exactitud histórica de la vida de los personajes como “Yo Claudio”. Esta fidelidad no resta en absoluto emoción e interés a los capítulos.

Uno de los personajes clave de la serie era la maquiavélica Livia interpretada por Siân Phillips. A esta actriz se la pudo ver más adelante como la esposa infiel de Alec Guinnes en la serie “El topo” de 1979 y en películas como “Dune”, “Valmont” o “La edad de la inocencia”. Una de las razones por las que destacaba “Yo Claudio” era por la caracterización de los personajes. Livia pasa por diferentes edades hasta su muerte ya bastante vieja. La labor de maquillaje que se puede ver en las fotos me parece bastante meritoria teniendo en cuenta que Siân tenía 40 y pocos años al realizarse la serie. No hace muchos años en el 2004 participó en “The Murder Room” adaptación de la novela policiaca de P.D. James a la que pertenece la segunda foto. Pienso que con 71 años Siân anciana tiene un aspecto más dulce que la intrigante Livia.

14 comentarios:

TRoyaNa dijo...

Maribel,
conozco la serie "Yo,Claudio" pero la verdad,apenas la recuerdo.
Por tanto,había olvidado al personaje de Livia y me ha sorprendido esta entrada y la gradación de las fotografías hacia la vejez.
Sí,es posible el rostro de esta actriz se haya dulcificado con el paso del tiempo.
bsts

Maribel dijo...

Si la has visto hace tiempo es normal que no recuerdes a todos los personajes porque había muchos y algunos muy llamativos como Calígula o Nerón.

En cuanto a la actriz, ella era joven entonces, supongo que el maquillador y la interpretación de malvada hizo que la fisonomía pareciera más dura en la vejez de lo que lo es cuando le ha llegado en la vida real.

Sería interesante conocer algún caso en el que el envejecimiento logrado con el maquillaje se corresponda con el envejecimiento real del actor años después.

Bsts

Holly Golightly dijo...

Yo de Robert Graves sólo me he leído los dos volúmenes de los mitos griegos y he visto la peli de Alejandro con Angelina Jolie que se basa en sus libros...

A mí, no tiene mucho que ver, un ejemplo de cómo envejecer es Meryl Streep. Es divina.

Ahora mismo creo recordar que en Un plan brillante... envejecen a Demi Moore.

Maribel dijo...

No he visto Un plan brillante. Supongo que hay muchas películas en las que envejecen a los actores y suele quedar muy falso, tienen el pelo blanco y alguna arruga pero algo falla.
Siempre me ha interesado mucho la mitología. Esos libros sobre los mitos griegos escritos por Graves tienen que ser interesantes.

Mara Miniver dijo...


Mis padres estaban enganchados a esta serie, la tenían en VHS. En su momento no la vi y ahora que el vídeo ha pasado a mejor vida me has recordado que debería buscarla por la red. Me pondré a ello en breve.

De joven Phillips no estaba mal y ahora es una anciana monísima. Menos mal que no envejeció en plan Livia...

Un abrazo

Josep dijo...

No la recordaba de esposa de Smiley pero sí, obviamente, su importante papel en Yo, Claudio, con esa caracterización que si algo demuestra vivamente es la pericia del equipo de maquillaje británico que la envejeció de una forma tan natural.

Me quedo con las ganas de ver esa adaptación televisiva de la novela de P.D. James... :-)

Oscar dijo...

Yo, que se ve que soy de las generaciones más añejas, si que recuerdo perfectamente la serie, aunque era muy, muy niño. De hecho es de una de las primeras series de adultos que recuerdo con admiración. A mi me gustó mucho y su fidelidad histórica, efectivamente luego descubrí que no era excesiva, pero esto es lo que es, novela histórica. Las novelas históricas de Graves me aprecen de lo mejor que escribió, especialmente "El vellocino de oro".
Respecto de la Philips, para mi forma parte de ese pool de actores y actrices británicos/as que se engloban en la categoría de "mira, esa actriz tan buena me suena de muuuuchas otras películas inglesas". Y creo que. efectivamente, ha ganado (física y seguro que interpretativamente) con el paso del tiempo.
Saludos.

Maribel dijo...

Mara:
Yo la tengo en dvd aunque hace ya tiempo que no la reviso. Yo creo que te puede gustar si tienes en cuenta que el fuerte de la serie es el guión y el drama, no los decorados.
Estamos de acuerdo en cuanto a Sian Phillips.

Un abrazo

Maribel dijo...

Josep:
Hay una serie de adaptaciones de novelas de P.D. James protagonizadas por Martin Shaw y yo las encuentro bastante decentes. Esta en concreto la recomendaría.

Maribel dijo...

Oscar:
Si comparamos con series como "Roma" en la que cambian la biografía de los personajes como les viene en gana, la de Graves es fiel.
Yo vi la serie a muy tierna edad (de hecho me sorprendió una vez hablando con alguien varios años mayor que decía lamentar no haberla podido ver porque sus padres no se lo permitían). Agradezco a los míos que no fueran quisquillosos con los dos rombos (para los más jóvenes aclaro que esos rombos indicaban que no era apta para menores).
Eso sí, recuerdo que me impresionaron ciertas escenas como cuando Cáligula mata a su hermana embarazada.

Saludos

Oscar dijo...

Curiosamente la escena de Calígula matando a su hermana también se me quedó grabada, y por lo que comentas deberíamos tener edades similares. Mis padres eran más erráticos. No me dejaban ver "Los hombres de Harrelson" pero si "Yo, Claudio". Asi he salido, claro....

Maribel dijo...

Con lo que me gustaban a mí "Los hombres de Harrelson". Aunque seguro que ahora me aburrirían.

ethan dijo...

El tiempo parece haberle dado la razón a los técnicos de aquella época, aunque es cierto que su presencia actual es mejor que la de ficción.
Saludos

Maribel dijo...

Eran muy buenos.

Saludos